Con el propósito de contribuir al presupuesto de nuestras familias, el pasado mes de noviembre se realizó la Feria del Libro Usado. Durante este encuentro, los padres y apoderados pudimos ahorrar comprando para nuestros hijos libros casi-nuevos a mitad de precio y vendiendo aquellos que ya no usarán. También se realizó la venta de la Ropa Perdida que no fue reclamada durante el año, permitiendo acceder a uniformes usados pero en buenas condiciones.

En esta ocasión también pudimos ayudar a la Fundación Mano Amiga, con la donación de cuadernos usados y a nuestros alumnos de primero medio, quienes vendieron refrigerios para juntar dinero para su viaje de estudios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *